Economic Outlook · Global Economy · Media Digest · News from the World outside... · Research

Juego Amañado

 

Retrato de la Cleptocracia

( vision y explicación de la realidad a día de hoy …)

A pesar de lo que se pueda leer en los medios de comunicación en España  estos días, no es todo pesimismo. Por lo menos para un segmento de la población, aunque bastante pequeño, la vida nunca ha sido mejor. Entre sus filas destacan el político y hombre de paja de la banca Rodrigo Rato, a quien muchos culpan en España por la mayor bancarrota de la historia española.

En un mundo normal se podría esperar ver a Rato en dificultades para encontrar un nuevo y lucrativo empleo . Después de todo, Rato ha dejado un rastro extenso de carnicería y  destrucción por cualquiera de los empleos por los que ha pasado. Además, todavía se enfrenta a la posibilidad, aunque sea delgada, de cargos criminales por su “supuesto” papel en la violenta implosión de Bankia, que ocurrió pocos meses después de su renuncia como presidente.

Como tal, a uno se le podría perdonar por pensar que las puertas giratorias que han llevado a Rato entre las altas esferas del mundo político y corporativo durante las dos últimas décadas finalmente se le hayan cerrado – ¡al menos hasta que el polvo se haya asentado-Pero de España estamos hablando y, como muchos españoles acostumbran a decir , “España es diferente”.

Incluso antes de que la tinta se secara en el folio de cargos contra Rato, el departamento de recursos humanos de la gigante española de telecomunicaciones Telefónica  se puso al aparato  con una oferta de empleo como un “asesor” para los mercados Españoles y Latinoaméricanos de la compañía. Era una oferta que Rodrigo no podía rechazar.

Luego, en septiembre, el mayor banco de España, Santander, lo nombró para su consejo asesor internacional. Frente a una dura reacción de partidos de la oposición en el parlamento y de un público enojado, Javier Marín, director general de Santander, defendió la decisión del banco argumentando que se trataba de un “lujo” para  el banco que pudiera contar con alguien con la habilidad y experiencia combinadas de Rodrigo Rato. Por su parte, Telefónica habló efusivamente de la visión global de Rato.

Teniendo en cuenta la cantidad de fuego cruzado que lleva esquivando en su carrera – el año pasado fue clasificado por Bloomberg como el quinto peor ejecutivo de negocios del mundo – decidí por mi parte excavar para ver si podía identificar  que era que los consejos del Santander y Telefoníca podían ver en él que el resto de nosotros claramente no podía ver.

Esto es lo que encontré:

  1. Habilidades

Rodrigo Rato está claramente dotado de un raro talento para cocinar al gusto los estados financieros, tanto con imaginación como con donaire. De hecho, tan audaz fue el amaño de los estados contables de Bankia que incluso Deloitte se negó a firmarlos – y con razón: el beneficio de 300 millones de euros anunciado por la compañía para 2011 (durante la administración de Rato) resultó ser una pérdida de 3.000 Millones de euros.

El resto es historia: Bankia sería rescatada por la troika con un prestamo de 23.500 millones de dólares (y sumando). A cambio España diria adios a su soberanía económica al ser tutelados por la famosa troika- Comision Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo. Para entonces, sin embargo, Rato estaba ya hace tiempo fuera del cuadro y  buscaba un nuevo trabajo.

Experto clonador : La capacidad de clonar dinero de los fondos públicos o privados es una habilidad muy valiosa en el mundo corporativo de hoy. Después de todo, la extorsión de fondos públicos  es ahora el modelo de negocio número uno de los bancos demasiado grandes para caer, y de las corporaciones “estratégicamente vitales” del mundo.

Y si alguien como Rato, con toda la vasta experiencia en trampas y chanchullos, es aludido por  (nada menos que por el antiguo tesorero del Partido Popular Luís Bárcenas) haber acumulado grandes cantidades de dinero, mientras  era miembro de la alta jerarquia del Partido Popular, puede ayudar empresas como Santander o Telefoníca a obtener tajada  de la generosidad del gobierno, por que culparles de aprovechar dicho fichaje.Después de todo, es un mercado libre, ¿no?

Lealtad. La lealtad es un activo preciado en cualquier organización grande, y Rodrigo Rato  tiene “lealtad” a paladas. Basta con considerar lo leal que fue con Lazard, el banco de inversión al que se unió en 2008 y del que se suponía que había renunciado antes de convertirse en Presidente de Bankia.

Sin embargo, como informa Bloomberg, la ruptura de Rato con su antiguo empleador no fue tan definitiva como muchos habían pensado. Incluso mientras responsable máximo de Bankia Rato continuaba dirigiendo dicho banco (Lazard) junto con Jaime Castellanos, presidente de la unidad española de Lazard Ltd (LAZ). Al mismo tiempo, Lazard facturó a Bankia 9,2 millones de euros (12 millones de dólares) por el trabajo asignado o ejecutado durante los 27 meses de vigencia de Rato en el banco.

Como dice Jacobo Funk Kirkegaard, miembro del Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington, la relación de Rato con Castellanos ejemplifica “cómo una red de prebostes del Partido Popular en el Gobierno ayudó a sus asociados entre la élite financiera a obtener ganancias mientras que las cajas de ahorros, acumulaban más y más pérdidas ”

2) Experiencia

Sector Público: Cuando se trata de  experiencia, ya sea en los negocios o en la política, Rodrigo Rato se sitúa bien por encima del resto. En los últimos 30 años ha servido como vicepresidente del Gobierno de España, así como ministro de economía. Entre 1996-2004, junto con su amigo íntimo y primer ministro español José María Aznar, realizó una reforma del sector inmobiliario que, según muchos, preparó el escenario para una de las mayores burbujas inmobiliarias de la era moderna, Una burbuja que en gran medida enriqueció a los mayores bancos y promotores inmobiliarios del país y allanó el camino a la consolidación del sector financiero español.

Dada la notable facilidad, destreza y frecuencia con que se ha movido entre los sectores público y privado, tanto dentro como fuera de las fronteras españolas, no cabe duda de que Rato ha creado una impresionante red de contactos. Y como Marín admitió en una conferencia de prensa, es precisamente este tipo de “experiencia” que, empresas como Santander aprecian más.

Como lo han demostrado ampliamente los Tony Blairs, Laurence Summers, John Majors y Bill Clinton de este mundo, no es tanto lo que los ex líderes políticos saben, lo que importa es a quién conocen. Y las empresas hacen cola por adquirir y contratar a quien posee esa red de contactos. Con la perspectiva de las privatizaciones, las fusiones y la nueva regulación bancaria nacional y global que se avecina en el horizonte, tener a alguien en su empleo que puede abrir las puertas y engrasar las ruedas en los niveles más altos de la gobernanza  es clave para sobrevivir y prosperar en esta nueva utopía corporativista .

Todo lo cual, por feliz circunstancia, nos lleva a la sección final del currículum no autorizado de Rato.

3)Visión Global

Durante su período de tres años al frente del FMI, una de las instituciones financieras más importantes del mundo, Rodrigo Rato adquirió la llamada “visión global” que Telefoníca esperaba aprovechar. Durante ese tiempo, el FMI atravesaba una crisis existencial, ya que muchos de sus países deudores tradicionales de toda Asia y América Latina finalmente comenzaron a pagar sus deudas. Después de décadas de dolor y sufrimiento, habían tenido mas que suficiente de la “terapia de choque económico” del FMI.

Los rumores incluso comenzaron a circular sobre que el Fondo, ahora despojado de su vital facultad de emisión  de deuda -siempre en constante expansión-, estaba efectivamente en bancarrota. Lo único que podía salvarlo era una crisis económica mundial de grandes proporciones. Y quiso la suerte que, la madre de todas las crisis  estaba emergiendo bajo la superficie de los mercados subprime de los Estados Unidos.

A pesar de una advertencia en 2005 del economista jefe del FMI Raghuram Rajan sobre los mismos complejos productos financieros  que hundirían al mundo en crisis, poco se hizo para actuar sobre esas advertencias. Rajan fue marginado por el equipo directivo de Rato y, como informa el Sunday Morning Herald, sus advertencias fueron ahogadas con un mensaje continuo de optimismo dado el positivo clima tras más de una década de bonanza económica  y baja volatilidad financiera.

Pagar por el Fracaso

Cuando la crisis finalmente estalló, a finales de 2007, Rato ya había dimitido del FMI, citando razones familiares. Como sucedería más tarde con Bankia, ya estaba muy alejado del ojo del huracán, cuando el olor a alcantarilla llegó al ventilador. Mientras tanto, el Fondo al que había servido lealmente durante tres años volvió a ser impulsado de nuevo al corazón mismo de la economía mundial, salvado de su pre-crisis casi irrelevante por un tsunami de deuda y destrucción monetaria de la cual no había hecho absolutamente nada para prevenir – a pesar de las advertencias de su propio economista jefe.

Eso no es echar toda la culpa de la inacción del FMI a Rato – el Fondo se había estado equivocando mucho antes, con consecuencias desastrosas, durante décadas, sin la ayuda de su  Midas inverso.

Dicho esto, Rato parece tener una increíble habilidad de estar en el lugar equivocado en el momento oportuno. Para resumir, fue ministro de Economía durante los inicios de la turbo- burbuja inmobiliaria  de España; Jefe del FMI durante los prolegómenos de la crisis de las hipotecas basura amaricanas que desencadenaron el tsunami financiero global; Y presidente de Bankia justo antes de su colapso y consecuente robo de los ahorros de la vida de miles de sus propios depositantes / titulares preferentes.

La historia de esta serie de fracasos – no puede negarse que es una lista impresionante –  es igualada  sólo por alguien como Tim Geithner que, como presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, fue responsable de la supervisión de los bancos de Wall Street. Su recompensa por permitir la ruina de varios bancos: Fue nombrado Secretario del Tesoro.

El articulista se pregunta. ¿Es de extrañar que, en un mundo donde muchos de los bancos y corporaciones más grandes, más ricos y más poderosos se consideran demasiado grandes como para que en el caso de bancarota saben que serian rescatados -por la simple razón de que la mayoría de ellos ya han fracasado- la cultura corporativa y política de gratificar a pesar del fracaso no sólo ha arraigado sino que ahora tiene precedencia sobre todo?

Y concluye : “En esta cleptocracia  global posmoderna no importa un geranio  lo mal que lo hagan los tipos tal que  Rato; Ni cuánto daño sus “errores” hacen a nuestras economías y sociedades. Siempre y cuando sirvan a sus amos con lealtad y discreción nunca le faltará dinero, estatus o trabajo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s