Action Insight · Economic Outlook · Economics · Equities · Insight · Markets Commentary · North America · Risk · Risk Aversion · Stock Markets · Stocks

Por qué Robert Shiller esta Preocupado…

…ante el “subidón” de las bolsas por el llamado “Trump Rally”

traduccion del original de Bloomberg

  • El mercado esta muy sobrevalorado dice El premio Nobel 
  • Irracionalidad en los mercados financieros, recuerda Shiller

La última vez que Robert Shiller escuchó a los inversores del mercado de valores hablar de esa manera en el 2000, no terminó bien para los inversores alcistas.

En aquel entonces, el economista ganador del premio Nobel dice, los traders fueron cautivados por la “nueva era ” de transformación tecnológica: Internet habia redefinido los mercados y dejó  los indicadores tradicionales de acciones obsoletos. Hoy en día, el catalizador del nuevo cambio del que todo el mundo habla   es político: Donald Trump y sus audaces planes  para reducir drásticamente las regulaciones, los impuestos y lanzar el crecimiento económico a través de la inversion en  infraestructura de un billón de dólares.

“Ambas épocas son  revolucionarias,” dice Shiller, que es famoso por sus advertencias sobre los excesos de las puntocom y  en el mercado de vivienda que condujeron a la crisis financiera global. “Ahora un ‘gran líder’ ha aparecido. La idea es: todo es diferente esta vez “.

Para Shiller, el poder de la  narrativa de “una nueva era” de ayuda a responder una de las preguntas más debatidas en Wall Street cuando  las acciones se sitúan en un máximo hitórico tras otro este año: ¿Por qué los traders estan obsesionados con los aspectos positivos de la presidencia Trump cuando los riesgos a la baja parecen son igual de grandes? A pesar de que sus promesas  pro negocio, de la política exterior de confrontación de la ex estrella de televisión de reality-shows y del estilo de gestión arriesgada, han creado gran incertidumbre – la  cosa que los inversores , se supone,  más odian.

Los Gráficos que ilustran el dilema, han estado haciendo  rondas en los parqués. Uno, llamado “el gráfico más preocupante que conocemos”, de Societe Generale SA de finales de 2016, muestra el índice creciente de incertidumbre política económica mundial cortar su vínculo histórico con los diferenciales de crédito, que han disminuido en los últimos meses, junto con otras medidas del ” temor” de los inversores. El índice VIX, una medida popular de la ansiedad en el mercado de valores de Estados Unidos, ha caído más de un 30 por ciento desde la elección de Trump.

El indice de ansiedad VIX se muestra imperturbable mientras que la incertidumbre del mercado se dispara

“Por lo general no cero que esté mal todo el mercado – los inversores son individuos muy inteligentes, muy motivados – pero me resulta difícil decir por qué  los mercados de valores se muestran tan poco volátiles en este momento ”, dice Nicholas Bloom, de la Universidad de Stanford, el economista que co-diseñó el indicador de la incertidumbre con colegas de la Universidad de Chicago y la Universidad de Northwestern.

La explicación más simple puede ser que los precios de las acciones tienen menos que ver con Trump que con mejoras tangibles en la economía y las ganancias corporativas. Con el índice  de desempleo por debajo del 5 por ciento y el S & P 500 Index de beneficios proyectando llegar a máximos históricos este año, tal vez no debería  sorprender que las acciones lo estén haciendo tan bien.

Pero hay más en la capacidad de recuperación del mercado que sólo números, de acuerdo con Ethan Harris, economista global de Bank of America Merrill Lynch en Nueva York. Al igual que la fábula del pastorcillo que gritaba que viene el lobo, Harris dice que los que pronostican  pesimismo han sobre estimado muy mal las consecuencias de grandes eventos – la crisis de la deuda europea desde 2010, la confrontacion en el congreso de EE.UU.sobre el techo de la deuda en 2011, en 2016 el Brexit – que los traders han sido condicionados a ignorarlos. Incluso cuando los bajistas aciertan, los últimos ocho años han demostrado que los bancos centrales están más que dispuestos a salvar el día cuando los mercados caen.

“Ha sido un período de constantes shocks, y creo que la gente se ha endurecido contra eso”, dice Harris. “Parece que la incertidumbre es la nueva norma, por lo que se acaba aprendiendo a vivir con ella.”

Para Hersh Shefrin, profesor de finanzas en la Universidad de Santa Clara y autor de un  libro  (2007)sobre el papel de la psicología en los mercados, el rally es sólo otro ejemplo de notable inclinación de los inversores por la visión de túnel. Shefrin tiene una analogía favorita para ilustrar su punto: la gran tulipán-manía de Holanda del siglo 17.

 Los estudiantes  de la historia financiera están familiarizados con el frenesí que que causó que, en Holanda en el S XVII un bulbo de tulipán raro valía  el dinero suficiente para comprar una mansión. Lo que a menudo se pasa por alto, sin embargo, es que sucedió durante una epidemia de peste bubónica.

“La gente moría a diestro y siniestro,” dice Shefrin. “Así que aquí tienes los mercados financieros mandando señales totalmente contrarias con el estado de ánimo del momento, con el grado de miedo  del momento.”

Shiller dice que cuando los mercados son tan boyantes como lo son ahora, resistir la tentación  de acumular es difícil independientemente de lo que este aconteciendo en la sociedad.

“Tuve la tentación de hacerlo, también,” él dice. “Trump sigue hablando de un nuevo espíritu de América y por lo que podría (A) creerlo o (B) Ud puede creer que otros inversores lo creen “.

En cuanto a si las acciones de bolsa están a máximos, Shiller no lo puede decir con certeza. Es reacio a hacer predicciones a corto plazo.

A pesar de la publicación oportuna de su libro “Exuberancia irracional”en el momento de la burbuja dotcom a principios de 2000, el economista Universidad de Yale había advertido (con salvedades) que las acciones podrían estar sobrevaloradas, ya desde  1996.Los inversores que compraron y se mantuvieron  un fondo del S & P 500 en  medio de ese año hizo alrededor del 8 por ciento al año durante la siguiente década, mientras que los que invirtieron en el inicio de 2000 perdieron dinero. El S & P 500 se hundió un 49 por ciento desde su máximo en de marzo de 2000 hasta el mínimo  en octubre de 2002. El índice ha subido un 6 por ciento este año, con los futuros abajo un 0,1 por ciento antes de la apertura de las bolsas el martes.

Lo que Shiller diria ahora es que él se abstuvo de añadir a sus propias posiciones de valores de EE.UU., haciendo hincapié en los mercados extranjeros, en su lugar. Un factor que hace tenga cautela sobre las acciones estadounidenses es la relación ajustada al ciclo de  precio-ganancias del S & P 500: Mientras que la métrica muestra estar todavía un 30 por ciento debajo de su máximo en 2000, muestra las acciones casi tan caras como lo fueron en la víspera de la crisis de 1929.

“El mercado está muy por encima del precio razonable ”, dice. “No es tan intelectual como la gente podría pensar, o como los economistas quieren hacer creer. ”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s